Estudio de diseño

Tenía la idea de montar una empresa, finalmente y tras una temporada trabajando como autónoma creé mi propia empresa con un par de socios.


El estudio de diseño aplicaba soluciones desde el diseño web hasta la creación de una marca. Mi trabajo se centraba en el marketing digital y el diseño web.

Lo mejor de tener una pequeña empresa es que cada decisión tiene su consecuencias, y el resultado que acabe tiene una relación directa con cómo has querido actuar. Además siempre tienes una relación estrecha con los clientes y sus proyectos.

A finales de 2018 decidí dejar la empresa, que sigue en funcionamiento.